Martín del Yerro Cirujanos Plástico. C/ General Ampudia, 6. Madrid 28003. ☎ 91 535 24 02.

Buscador

Seguridad y experiencia

Botox, la solución para las arrugas de expresión

Sin duda el botox es el tratamiento de medicina estética más conocido y uno de los más utilizados en todo el mundo para tratar las arrugas de expresión, es decir las que se producen cuando gesticulamos, hablamos, sonreimos o lloramos.

botox para tratar arrugas de expresión
El principio activo del botox es la toxina botulínica también llamada "botulina", una proteína elaborada por una bacteria denominada Clostridium botulinum. La toxina botulínica es conocida popularmente como botox y en España es comercializada bajo tres marcas comerciales: Vistabel (Allergan), Azzalure (Galderma) y Bocouture (Merz Aesthetics).

Aunque lo de toxina puede asustar a más de uno  su utilización por médicos especializados es segura y eficaz.

La toxina botulínica actúa de forma local, relajando los músculos que provocan las arrugas de expresión, eliminándolas o atenuándolas. La correcta utilización del botox consigue un rostro de apariencia más joven pero manteniendo la expresividad del mismo.


 El efecto antiarrugas del botox se manifiesta a los tres días de ser inyectado. Su duración es de 4-6 meses y se recomienda repetir el tratamiento 2 ó 3 veces al año para mantener los resultados. La aplicación de botox se realiza con una fina aguja y no produce cicatrices ni deja ninguna señal en la piel que delate su aplicación.
En España la única utilización estética autorizada del botox (vistabel) es para las arrugas de expresión, otras aplicaciones como por ejemplo; la corrección de la sonrisa gingival no están autorizadas (aunque algunos cirujanos plásticos las reallizan).
Aunque el botox puede comenzar a utilizarse a partir de los 30 años en personas que ya presentan arrugas de expresión, sus principales usuarios son personas de más de 40.

Los efectos secundarios que pueden aparecer en la zona de aplicación son:

- Dolor en el punto de inyección
- Edema (hinchazón) local y eritema (rojez).
- Pequeño hematoma en la zona de inyección.
- En algunos casos puede aparecer leve cefalea (dolor de cabeza) transitoria que remite con un analgésico. Sin embargo existen estudios que demuestran que el botox puede utilizarse con éxito para tratar las migrañas.

El botox puede combinarse con el ácido hialurónico para tratar arrugas en otras zonas de la cara. El ácido hialurónico permite luchar contra las arrugas estáticas, rellenándolas.
El botox tiene una función preventiva del envejecimiento ya que las inyecciones repetidas sobre los músculos que causan las arrugas de expresión consiguen reeducarlos.

Ultimamente el botox está siendo muy cuestionado, sobre todo en el mundo del cine y el teatro. Muchas actrices como Nicole Kidman afirman que no volverán a utilizarlo y otras como Helena Bonham Carter aseguran que jamás lo utilizarán. La razón de estas fobias al botox nace en que una mala utilización del mismo puede convertir la cara en inexpresiva y para un actor mantener la expresividad del rostro es vital. Sin embargo el botox bien utilizado no debe cambiar la expresividad.

¿Puede un producto cosmético igualar los resultados del botox?  No, aunque muchas cremas cosméticas prometen los mismos resultados que las aplicaciones del botox, no existe ninguna crema en el mercado que pueda ni siquiera acercarse a los resultados que se obtienen con la toxina botulínica.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...