Martín del Yerro Cirujanos Plástico. C/ General Ampudia, 6. Madrid 28003. ☎ 91 535 24 02.

Buscador

Seguridad y experiencia

Tratamiento de las cicatrices en el ICP Martín del Yerro

En el Instituto de Cirugía Plástica Martín del Yerro estamos especializados en los tratamientos de fisioterapia postquirúrgica. Todas nuestras pacientes reciben un tratamiento postcirugía, pero también aceptamos pacientes no operados por nuestros cirujanos.

En el artículo de hoy presentamos los tratamientos para mejorar la cicatrización o corregir cicatrices que presentan alguna anomalía como por ejemplo: las adherencias.

cicatriz, fisioterapia, masaje, adherencia, cirugía, estética
La cicatrización es el mecanismo fisiológico de reparación del tejido ante una herida. La cicatriz es el resultado final de dicho proceso.El proceso de cicatrización tiene dos actores principales; por una parte el cirujano plástico que debe situar la cicatriz, si es posible, en el lugar menos visible realizando una sutura precisa que facilite una correcta cicatrización; y por otra parte, el paciente que puede tener una mejor o peor cicatrización. El tercer actor es el fisioterapeuta que puede intervenir para mejorar el proceso.

El periodo de evolución de la cicatriz dura entre 12 y 18 meses aunque la fisioterapia postquirúrgica puede realizarse con éxito en cualquier momento, meses o incluso años después. La cicatriz que recién formada es poco visible, puede adquirir un tono rojizo y mostrarse mas dura y abultada durante los primeros meses; con el tiempo se vuelve blanca, plana y blanda y puede llegar a ser casi inapreciable.

El tratamiento de las cicatrices depende de: su tamaño, estado evolutivo y de la presencia de complicaciones tales como adherencias,  hipertrófia, etc. Nuestros protocolos de tratamiento se adaptan al estado de la cicatriz y a la extensión de la misma.

Debemos señalar que las cicatrices tras las intervenciones de cirugía estética raramente causan alguna limitación funcional por tanto su tratamiento es principalmente estético. Como excepción encontramos las cicatrices axilares tras cirugía de la mama (estética o reparadora) que sí pueden limitar temporalmente los movimientos de elevación del brazo. Un caso típico son las adherencias en la axila tras la linfadenectomia o la biopsia del ganglio centinela.

Una mala cicatrización con formación de adherencias puede ralentizar la evolución al mantener por más tiempo el edema. Un ejemplo de ello son las adherencias que se pueden producir en la cicatriz de la abdominoplastia.

La formación de adherencias de la cicatriz con el tejido, puede requerir la aplicación de ultrasonidos, LPG y masajes específico para liberar las adherencias como por ejemplo la Inducción Miofascial.. Esta complicación puede aparecer tras las abdominoplastias, y es muy rara en el resto de intervenciones de cirugía estética.

Recomendamos proteger la cicatriz del sol durante un año para evitar que se pigmente. Sin embargo en ocasiones puede ser necesaria esta pigmentación. Por ejemplo en cicatrices de mama areolares que muestran un aspecto blanquecino la pigmentación puede ayudar a que adopten una tonalidad parecida a la de areola. Algunas de estas cicatrices pueden mejorar con micro-pigmentación.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...