Martín del Yerro Cirujanos Plástico. C/ General Ampudia, 6. Madrid 28003. ☎ 91 535 24 02.

Buscador

Seguridad y experiencia

Lipofilling en la mama

La doctora Susana Puga  nos explica en que consiste la técnica del lipofilling.
Denominamos lipofilling al injerto de células grasas del paciente en distintas zonas corporales o faciales.
El objetivo es conseguir que estas células grasas “prendan“ en las zonas anatómicas donde son injertadas de manera que el resultado sea definitivo.
La limitación de esta técnica es que no pueden realizarse grandes aumentos de volumen en un solo procedimiento, ya que para que las células prendan, necesitan ser situadas en un lecho bien vascularizado. Cuando se acumulan demasiadas capas celulares en un solo tiempo, a las capas más superficiales no les llega la vascularización necesaria y mueren.
Existen múltiples indicaciones para realizar el lipofilling: aumento de volumen estético facial (fundamentalmente labios y pómulos ), reparación de cicatrices deprimidas en cualquier región anatómica, reparación de secuelas de otras cirugías ( complemento en la reconstrucción mamaria, zonas deprimidas por liposucciones previas), etc.

La realización de la técnica del lipofilling consta de tres pasos: el primero es la obtención de las células grasas del paciente, el segundo el tratamiento especial de dichas células y, finalmente, el injerto de las células grasas en la zona anatómica a tratar.

La obtención de las células grasas se realiza mediante una pequeña liposucción con cánulas especiales de una zona donde haya células grasas en abundancia ( abdomen, caderas ).
Las células obtenidas se someten a un proceso de centrifugación para seleccionar únicamente aquellas que son viables.
Finalmente las células son injertadas en la zona a tratar, realizándose una mínima incisión, con la ayuda de pequeñas cánulas diseñadas especialmente para este tipo de procedimientos.

Dependiendo de las zonas a tratar y su amplitud, este procedimiento puede realizarse en régimen ambulatorio, bajo anestesia local, o bajo anestesia local y sedación, con unas horas de estancia postoperatoria en hospital de día.
La técnica del lipofilling conlleva la formación de una reacción inflamatoria y la aparición de pequeños hematomas (moretones), tanto en la zona de la que se obtienen las células grasas (generalmente caderas o abdomen), como en la zona de tratamiento donde son injertadas.

El resultado definitivo se valorará en varios meses, cuando el proceso inflamatorio haya desaparecido. Entonces podrá evidenciarse qué porcentaje de las células injertadas han prendido. Cuando los defectos a tratar son amplios, será necesario repetir el procedimiento varias veces para obtener el resultado deseado.

La doctora Susana Puga recientemente realizó un curso de especialización en lipofilling denominado: Biggs & Khouri 4th Fat Graft Course. En este curso se abordó de forma monográfica el lipofilling en la mama. Entre otros temas se trató el lipofilling en el tratamiento de la mama tuberosa y el lipofilling en la reconstrucción de mama postmastectomia.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...