Martín del Yerro Cirujanos Plástico. C/ General Ampudia, 6. Madrid 28003. ☎ 91 535 24 02.

Buscador

Seguridad y experiencia

Depresión y cirugía estética

A veces tras una intervención de cirugía estética, pueden aparecer pequeños estados depresivos o de bajada de ánimo que duran unos pocos días.

El principal responsable de este cambio en el estado de ánimo, es la alteración de la imagen corporal producida después de una cirugía. La imagen corporal es la percepción que tenemos de nosotros mismos.
La cirugía estética cambia nuestra apariencia y en consecuencia puede cambiar la imagen corporal. Este cambio producido necesita de un periodo de adaptación.  La primera visión que se tiene de las zonas operadas no ayuda en este proceso ya que el tejido recien operado se puede encontrar con: moratones o hinchazón mostrando un aspecto que en nada tiene que ver con el resultado final.

Además, debido a la ansiedad y el estrés preoperatorio se pueden producir determinados cambios biológicos con una gran producción hormonal que generan una especie de síndrome de abstinencia cuando todo vuelve a la normalidad (tras la cirugía) y disminuye la producción hormonal. En el lenguaje popular podemos decir que se puede producir "un subidón pre-operatorio" y un "bajón post-operatorio"

En mujeres con hijos pequeños, además de la bajada de ánimo a veces durante las primeras 24 horas aparecen sentimientos de culpa y remordimiento pensando que algo podía haber salido mal y los niños podían haber sufrido el egoísmo de la madre.

Si además de la alteración estética inicial, hay una incapacidad aunque sea leve para las actividades cotidianas o cambios importantes en la sensibilidad del tejido, estos sentimientos depresivos también pueden aparecer.

Aunque estos cuadros depresivos pueden aparecer; la mayoría de las pacientes no los sufren y su estado de ánimo apenas es influido por la cirugía.

¿QUÉ HACER SI APARECE?

Aunque no son frecuentes para evitar o disminuir estos cuadros depresivos te  aconsejamos:

- Rodeate de amistades o familiares que entiendan las razones por las que te has operado y te hayan dado su apoyo y comprensión.
- Evita personas contrarias a la intervención y que continuamente te digan: “no tenías que haberte operado” .
- Busca apoyo en nuestro equipo médico, estamos acostumbrados a este tipo de situaciones y sabremos aconsejarte.
- Acepta los cambios del estado ánimo, pensando que son temporales. Es importante aceptar como parte de la recuperación que podemos estar “bajos de moral” durante unos días

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...