Martín del Yerro Cirujanos Plástico. C/ General Ampudia, 6. Madrid 28003. ☎ 91 535 24 02.

Buscador

Seguridad y experiencia

Utilización del sujetador en cirugía de la mama

Para lograr una adecuada y pronta recuperación tras la cirugía mamaria es muy importante la elección del sujetador adecuado.

Al elegir la talla hay que tener en cuenta tanto el contorno como la copa del sujetador. Este sujetador debe tener tirantes ajustables para una mayor sujeción y adaptabilidad. No debe tener aros, ni costuras rígidas.

El sujetador además de una función de sujeción, realiza una ligera presión constante sobre el pecho que ayuda a disminuir el edema (hinchazón).

Mientras se sientan molestias, o el pecho tenga tendencia a hincharse, se seguirá utilizando el sujetador las 24 horas del día. Pasado un mes, puede dormirse sin sujetador siempre que no resulte molesto.
Tras la cirugía y antes de darte el alta en la habitación del hospital, nuestro equipo quirúrgico te proporcionará el sujetador y te enseñará a colocarlo correctamente.
¿Por qué no pueden utilizarse sujetadores con aros en la cirugía de aumento mamario?

En la cirugía de aumento mamario es  frecuente modificar y descender la altura del surco sub-mamario (parte inferior del pecho). Si utilizáramos un sujetador de aros ejerceríamos presión sobre el nuevo surco submamario, que está en proceso de cicatrización. El uso de sujetadores con aros durante las primeras cuatro semanas puede influir en la correcta cicatrización del nuevo surco, razón por la que no es recomendable su utilización. Los sujetadores con aros se deben evitar durante dos meses.

Después de un mes de la cirugía, puede utilizarse de forma ocasional el sujetador con aros; y pasados dos meses se puede usar cualquier sujetador, incluidos los de aro.

En realidad, la mujer operada de aumento de senos, puede prescindir de los sujetadores de aros, porque las prótesis de mama crean una base ancha y redondeada de la mama que es precisamente el efecto que intenta crear el sujetador con aros.

¿Qué es la banda? ¿Cuándo se utiliza?

En ocasiones se utiliza una banda de compresión para ayudar a descender un implante que ha quedado un poco alto. Su utilización es más frecuente cuando la vía de acceso es la axila. Esta banda es elástica, tiene un velcro y se coloca rodeando el pecho de forma que haga una presión hacia el polo inferior de la mama (hacia los pies).

En el ICP Martín del Yerro solo utilizamos la banda de compresión en casos excepcionales y durante unas pocas horas al día. Los implantes se acomodan y descienden de forma natural sin necesidad de utilizarla.

La banda solo debe utilizarse si lo prescribe el cirujano plástico y no porque otra mujer la haya utilizado. Su utilización incorrecta puede empeorar el resultado estético.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...